¿Cómo elegir la mejor lavadora secadora?

Ante la falta de espacio en el hogar, la lavadora secadora se ha convertido en uno de los electrodomésticos más demandados de los últimos meses y ¡te contamos por qué! Son muchas las ventajas que ofrecen estos electrodomésticos a la hora de hacer la colada, te ahorrarás tiempo y esfuerzo, y tendrás tu ropa lista en un tiempo récord.

El avance de las nuevas tecnologías y la digitalización del mundo actual ha supuesto ventajas en muchos ámbitos, incluyendo los electrodomésticos. Hoy en día, las lavasecadoras son mucho más eficientes en sus funciones. Lavar y secar la ropa, ya no te supondrá ningún quebradero de cabeza y atrás han quedado los problemas de olores a humedad o el consumo energético demasiado elevado.

¿Quieres invertir en una buena lavadora secadora pero no sabes por dónde empezar? Te ayudamos a elegir el aparato electrodoméstico que se ajuste a las necesidades de tu hogar ¡y a tu presupuesto!

¿Qué es una lavadora secadora?

Una lavadora secadora es un electrodoméstico dos en uno que lava la ropa y la seca en el mismo espacio. Incluye las mismas funciones que una lavadora y una secadora por separado, podrás hacer la colada completa seleccionando los programas correspondientes.

Gracias a estos nuevos electrodomésticos, la falta de espacio no volverá a ser un problema para disfrutar de una secadora. Por eso, si cuentas con un hueco reducido lo mejor es optar por una lavadora secadora para disponer de los mismos programas de lavado y secado con gran capacidad de carga.

A la hora de elegir…

Disponer de una lavadora secadora en tu hogar, tiene la ventaja de poder programarla por la mañana antes de salir de casa para lavar la ropa, después secarla y vaciarla al llegar por la tarde, ¡con la colada ya lista!

Algunas tienen un ciclo de lavado y secado completo, con el fin de cuidar incluso los tejidos más delicados adaptando el tiempo y la temperatura.

Además de tener en cuenta estos pequeños detalles, hay algunas características a considerar si quieres acertar con la compra de una lavadora secadora, porque las necesidades de cada hogar son diferentes. Por ello hay muchos tipos de electrodomésticos en el mercado con cualidades muy variadas.

Carga frontal o superior

El primer aspecto a tener en cuenta es el lugar donde irá colocado este electrodoméstico. Las lavadoras secadoras de carga frontal son las más idóneas para poner debajo de la encimera de la cocina, para integrarlas en un mueble, o aprovechar el espacio sobre ella para añadir alguna balda o mueble en la pared del lavadero o el aseo.

En cambio, las lavadoras secadoras de carga superior son perfectas para espacios más estrechos, presentando un diseño más alargado y compacto que te cabrá en cualquier rincón, como por ejemplo en el cuarto de baño.

Eficiencia energética

Si además de ahorrar dinero en tu compra quieres ahorrar espacio en casa, y, sobre todo, mucho tiempo al hacer la colada, ¡no dejes de invertir en un electrodoméstico con eficiencia energética superior! También ahorrarás energía

No debemos olvidar que las lavadoras, y especialmente las secadoras, son electrodomésticos que consumen una gran cantidad de energía eléctrica. Por eso, para elegir un aparato cuidadoso para el medio ambiente debes conocer el nuevo etiquetado energético para electrodomésticos, que entró en vigor el pasado 1 de marzo de 2021 modificado por la Comisión Europea.

A partir de ahora cuanto busques electrodomésticos más eficientes deberás prestar atención a la escala A-G, siendo “A” la máxima clasificación de eficiencia.

Tecnología de secado

El tipo de secado que ofrece este electrodoméstico es determinante del lugar dónde deberá ir colocada, y también del consumo total que tenga. Los modelos de lavadoras secadoras suelen funcionar a través de un sistema de condensación o secado por bomba de calor.

La condensación seca la ropa a través de la emisión de aire caliente, eliminando la humedad de la ropa al condensar el agua que se va retirando poco a poco. Sin embargo, las secadoras con bomba de calor secan a menor temperatura, ya que el calor del aire no se desperdicia al proporcionar un flujo constante.

Otra ventaja de las lavadoras secadoras es que, al estar conectadas a una salida de agua para la función de lavado, no necesitan vaciar el depósito de agua condensada durante el secado ni colocar el tubo de evacuación de aire hacia el exterior.

Nivel de ruido

Por último, destacamos la importancia de invertir en un aparato lo más silencioso posible. Los modelos más innovadores incluyen un motor que disminuye las vibraciones dentro del tambor, para reducir el ruido al mínimo.

Gana calidad de vida invirtiendo en primeras marcas de electrodomésticos, con la mejor garantía de calidad para que no tengas que preocuparte de nada.

 

Fuente: www.publico.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
× ¿Necesitas Información?